Por los viejos rincones y recovecos de mi pequeño gran taller de la Murcia profunda, circula la leyenda de que Monet quemó una buena parte de su obra antes de morir para que no fuera vista y pasara al mundo como legado… Era consciente de que por azares del destino la obra era mala o no llegaba hasta un punto.

Monet

Pintor Monet

Cierta parte de sus objetos no le había gustado.
Era casi inevitable para mi no imaginarme a Monet frente a una pira de cuadros fracasados, con el fuego amarillo anaranjado reflejado en su cara…

La leyenda de Monet

Y luego llego la leyenda, viendo en el taller unas imágenes de este autor, se me ocurrió contarlo. La imagen de la pira de Monet ardiendo en plena noche primaveral flotó de cabeza en cabeza, de alumno en alumno, de clase en clase.

Este mes de enero, tiemblan los caballetes y cruje la madera….La vieja estufa de vapor hace puf puf… Nos frotamos los dedos frente a los lienzos en blanco y al papel marrón… Preparados los pinceles….

Reflexiones en el taller

Hoy antes de pintar hacemos la siguiente reflexión. Es posible que un autor tan fascinante tuviera obra MALA?

El caballete del rincón da vueltas sobre si mismo a causa de la sorpresa! (y de las losas despegadas).

Por azares del destino he tenido obra que al volverla a ver años después no me ha gustado en determinados aspectos. Unas veces era el material , otras la idea del cuadro en sí. Otras su técnica o color.

Siempre que he tenido oportunidad he vuelto a tocarlos y en alguna ocasión se los he pedido a la persona que me los compró para completarlos desde un punto de vista actual.

Con el tiempo he visto que muchos artistas han luchado a distintos niveles con su “rebaño de objetos” intentando dejar en ellos la opción que mas les llenaba.

Y colorín colorado, este cuento de enero se ha acabado.

Artistas que destruyeron su propia obra

 

Si quieres puedes dejar comentarios que intentaré contestar lo antes posible.

___________________________________________________________________________________________________