En el taller….

Cuadro retrato óleo

Cuadro de Bego

Esta temporada estamos practicando en el taller ARTAGUA distintas técnicas como este retrato a óleo a veladuras de Bego que ya va entrando en una fase final. La primera base la hacemos sin ningún medium ni aglutinante. Extendemos la pintura pura en una primera capa muy fina y en una sola sesión. La dejamos secar y vamos dando capas de veladura transparente y retirando el exceso con un trapo, para que no brille demasiado.

Una cosa lleva a la otra…

Otro de los ejercicios que estoy ofreciendo estas semanas es el que titulamos “Parábola” y que se inició en el microtaller con el mismo nombre. Se trataba de crear una historia para hacer un cuadro. Tratar de pintar desde unas referencias más narrativas para que la obra cogiera profundidad de esta manera.

Resultó tan interesante entre otras cosas porque hace clara la diferencia entre lo pictórico y lo narrativo, trabajamos el simbolismo y el surrealismo y la experiencia del curso fue tan divertida que hemos extendido la propuesta al resto de las clases. Marta acogió el proyecto y acaba de terminar  “El último tren” , usando técnicas mixtas sobre tabla.

Otra de las que acogió el proyecto y aportó el cuadro que dio el título al taller fue Carmen Marín con su cuadro de Parábola. Quizá el más “parabólico” de todos. Un acrílico sobre lienzo en 100x81cm.

Cuadro acrílico llamado Parábola

Parábola de Carmen Marín

Un taller a otro taller….

Un taller inspira otro taller, un día inspira a otro día y sentía que habíamos aprendido tanto que debíamos aprovechar este filón de creatividad y seguir con propuestas parecidas, por eso el siguiente sábado fue “El taller de las cosas mínimas” donde la proposición esta vez era el tratar el tema del cuadro dentro del cuadro. Conectar varias dimensiones en el mismo objeto.

Salieron obras a mi manera de ver maravillosas, como este cuadro de Maria Dolores donde aprovechaba un paisaje de Murcia que había pintado debajo añadiendo un nuevo plano, la mesa y las figuras.

Paletas y bocetos

Fascinado con las paletas. Guardo una gran colección de fotografías de ellas. En cierto sentido son unas maestras.

La última esta de Ans que en cierta manera pintamos juntos. Fue para decirle como pintar figuras. Hay una mía y el resto es de ella.  Me encantó. Fue uno de los objetos que encontré abandonados bajo el canto nocturno de Susy. Es una manera de rellenar el espacio como un tapiz, me recuerda a Barceló o a Belzunce, dos pintores de los que estamos hablando en las clases últimamente. Y es motivo de inspiración de otro ejercicio que tiene el color y el concepto solucionado.

Paletas de pintura hecha con acrílico

Paleta de prueba

Bajo el manto del canto-llanto de Susy encontré este otro boceto hecho en un dm destrozado del gran Paco Pellicer. Me encanta su discurso. Uno de los pocos pintores verdaderos que quedan en esta profunda región de Murcia. Fue también uno de los autores de referencia que inspiró el taller “D´Ospinamanía” con su interés en las perspectivas y en su serie de cuadros que titula “Sinfines” por su fuga de perspectiva al punto central del cuadro.

 

Pintura en dm de Paco Pellicer. Boceto

Boceto Paco Pellicer

.

Todavía con la resaca del taller inspirado Valerio D´Ospina, con otra obra a la vista estos días de Pellicer, de una clase en una antigua fábrica de aceite. Me encanta este cuadro, le veo referencias a Giacometti. Y somos nosotros, pintando en una clase muy especial.

 

Si tienes algún comentario no dudes en dejarlo al comienzo de este texto. Me gusta saber opiniones nuevas.

También puedes apuntarte a mi Newsletter rellenando el formulario que hay a la izquierda y recibirás el libro “Recomendaciones para pintureros” que he hecho.

¿Tienes alguna sugerencia para nuevos talleres?

______________________________________________________________________________________________