YO NO BUSCO, ENCUENTRO

“Yo no busco, encuentro” es una frase atribuida a Picasso que puede servir muy bien para entrar en el tema y hablar un poco sobre uno de los aspectos controvertidos que tiene este mundo de la pintura. En cierto sentido este concepto tiene que ver con la borrosa frontera entre arte y manualidad.

En general cada pintor crea su propio método para llevar hacia delante sus obras. Mi experiencia en el taller y en mi propia pintura, es que lo importante no es que se tenga todo planificado antes de empezar la obra, si no que se profundice en algún aspecto de la observación.  Planificar y que tengas la obra diseñada en tu cabeza no es en sí negativo, pero creo que un exceso de planificación hace que la obra nazca muerta.

“Cuando alguien busca, suele ocurrir que sus ojos sólo ven aquello que anda buscando, y ya no logra encontrar nada ni se vuelve receptivo a nada porque sólo piensa en lo que busca, porque tiene un objetivo y se halla poseído por él. Buscar significa tener un objetivo, pero encontrar significa ser libre” ….

(Herman Hesse – Siddhartha)

 

DEMASIADO ALEATORIO COMO PARA SER VERDAD

Cuando se pinta, en algún momento tienes que parar y ver. Reflexionar sobre lo que hay en el lienzo, elegir lo que se queda y lo que se va.  En cierta manera y a cierto grado de sensibilidad, notas si el pintor ha elegido esos elementos de una manera deliberada. Te das cuenta de si hay algo que por definirlo de alguna manera se puede llamar “coherencia sensitiva”  O por el contrario si no hay una expresión consciente y no hay nada a lo que estar atento, tal vez solo al ego del artista o a su necesidad de reafirmación.

Hay pintores y movimientos artísticos enteros que han hecho del azar una herramienta primordial dentro de su proceso creativo. Hans Arp, Picasso, Kandinsky , Jackson Pollock usaban el hallazgo en sus pinturas. Cuenta la leyenda que el abstracto nació cuando Kandinsky visitó una exposición en Moscu y vió un cuadro de Monet de la serie de los almiares,  le resultaba mas interesante , sin saber lo que era, que cuando identificaba el motivo.

La Primera acuarela abstracta. Kandinsky.

A través de los años de trabajo en el taller hemos ido desarrollando técnicas para implementar el azar en los trabajos propios y de mis alumnos. En cierta manera lo considero mas cercano al arte, mas didáctico y mas liberador.  Hasta incluso en las propuestas de cuadros con un espíritu mas realista aconsejo empezar sin dibujo previo. Esta es una de las razones por las cuales animo con tanta alegría a no hacer encajes. Esto obliga en cierta forma a que el alumno tenga que estar atento en todo momento a lo que ocurre en el cuadro y aumente su grado de sensibilidad.

APRENDER A MOVER

Una de las frases con las que aconsejo es que es mas interesante aprender a mover que acertar a la primera. En el caso de los retratos suelo decir para ilustrar un poco el proceso, que un ojo da vueltas alrededor de la cara hasta acabar en su sitio.

Para terminar esta breve entrada Os dejo un link curioso sobre los arrepentimientos de Velazquez, que fue un gran “movedor” por decirlo así. Especial atención al párrafo que cierra el artículo. A ver que os parece.

CABALLOS PINTADOS:LOS CABALLOS DE VELÁZQUEZ