GIGANTAS

En un pequeño y remoto pueblo de montaña un día de escuela una maestra suplente contó a sus alumnos un cuento sobre un gigante llamado Gulliver. Justo ese mismo día en el acantilado las nubes empezaron a tomar formas extrañas hasta convertirse en algo que se parecía mucho a una giganta. En un principio la forma era algo difusa y se confundía facilmente con las nieblas matinales que se formaban debajo de la cumbre. Pero poco a poco, avanzado el invierno la imagen iba concretándose en una mujer de tez blanca como la nieve y edad indefinida.
!Gullivera!- gritaron los niños cuando la vieron por primera vez desde el borde del precipicio…
Con el tiempo los lugareños se acostumbraron a ver aparecer a Gullivera todos los inviernos e iban a pedirle cosas o a que les aconsejase en los problemas de la vida.
Era mas grande que la iglesia y el granero juntos. Hubo momentos en los que apareció enorme, más alta hasta incluso que la cumbre de la montaña. A veces parecía de nube, y otros días parecía de nieve prensada que reflejaba los rayos polares del sol. Sin embargo no daba miedo. No había severidad alguna en su semblante. Era como si su mirada disolviera cualquier duda.

La imagen es un fragmento del cuadro de Marta en el taller de “Gullivera”

LA VISITA DEL RENCOR

Un verano abrasador cuando no estaba Gullivera, vino otra giganta a preguntar por ella. Tenía la cara negra y vacía. Sus ojos brillaban en la oscuridad de su rostro siniestro. Iba recubierta a modo de capa. de un manto traslucido de escarcha blanco y azul. Tenía dos pequeños cuernos negros que se retorcían hacia el centro de la cabeza a modo de tocado. Pidió hablar con el sabio del pueblo. No parecía traer buenas noticias! El cuadro es de Joaquín Ramón.

Pedí a Santi que escribiera algo para Gullivera y me mandó este texto

“La Giganta”
Nadie le da las gracias porque nadie sabe que existe, porque nadie puede verla, pero la Giganta se siente igualmente satisfecha y tiernamente agradecida.
Nadie le da las gracias porque hace cosas que nadie sabe que hace, pero ella se siente recompensada con cada alivio que proporciona, con cada sonrisa que arranca, con cada niño que deja de llorar.
Nadie le da las gracias, pero ella no cesa en su labor.
Que no te engañen: no es el viento quien hace que aparezcan amapolas a pie de carretera o que broten hierbajos de entre las baldosas. No es fruto de la casualidad ni de la naturaleza que surja un oasis en medio del desierto, justo cuando más lo necesitas.

El cuadro es de Bego, para Gullivera

No es obra del azar, no es cosa del aire que se mueva ese columpio que ocupa aquel niño que pasa las tardes solito en el parque.
No es una cuestión astronómica que La Luna te acompañe en esos tristes trayectos nocturnos, con la cabecita apoyada en la ventanilla, mientras la luz del satélite alivia tu pena. No es magia, es la Giganta, quien con sus dedos enormes y llenos de amor, la va desplazando para ti.
No es casualidad ni fruto del agotamiento que tu bebé deje de llorar en mitad de la noche. Es la nana invisible y muda de la Giganta la que lo arrulla.
La Giganta es muy feliz así, aportando su pequeño y gigante granito de arena; logrando que las cosas vayan un poquito mejor con su humilde y silenciosa colaboración.
Cada noche le gusta tumbarse al raso y contemplar el firmamento y deslizar una estrella cualquiera para que en cualquier lugar del planeta alguien pueda pedir su deseo. Cuando se tumba en la yerba se puede sentir un ligero temblor que ningún sismólogo podría predecir.
La Giganta repasa su día y se siente afortunada al poder recibir todos esos besos que lanzamos al viento, esas cartas que no nos atrevemos a meter en ningún buzón, esos mensajes de amor encerrados en una botella que nunca llegarán, que nunca saldrán de ella.
La Giganta es feliz enjugando esas lágrimas que lloramos a solas, escuchando la sonora carcajada de aquel que se ríe por algo que solo pasó en su cabeza, por ese chiste que jamás se atrevió a contar.”

 

LA PRINCESA Y EL MONSTRUO

“La princesa y el monstruo” son la misma cosa, porque todos somos en esta vida a veces princesas a veces monstruos. De vez en cuando, interpolo a los personajes y me gusta imaginar al de la izquierda como princesa y el monstruo a la mujer de la derecha. Quizá sea la moraleja del cuadro y un poco una intención subyacente al pintarlo. Tanto monta, monta tanto. De todas formas mi cuadro es muy colorido. Casi suena un poco a fiesta, a payaso.

Lo acabo de subir a nuestra querida plataforma en forma de ejercicio para pintureros. Es un tema que llevo investigando desde hace muchos cuadros y me hace especial ilusión. Alixias, caperuxitas rojas y cenicientas en mundos extraños e inquietantes. Siempre me han fascinado.  Creo que en estos tiempos que corren circula un ambiente de cuento raro, con un trasfondo de sordidez. La diferencia entre la realidad y el cuento se hace cada vez más borrosa. El ejercicio es todo un reto. Se trata de construir un cuadro-cuento con unas técnicas expresionistas que os detallo en el vídeo. Cada uno ha de inventarse una pequeña historia. A ver que nos sale de todo esto. Promete ser emocionante.

 

Esta pequeña obra tiene referencias tan dispares como el cuadro “Blancanieves” pintado por el  gran Joan Laborda. Para mí este cuadro en concreto me ha inspirado bastante. Todavía se puede encontrar documentación en la red de su maravillosa serie “Cuentos y leyendas”

Blancanieves y 7 enanos de Joan Laborda

https://joanlaborda.jimdo.com/obra-digital/serie-cuentos-y-leyendas-2009-2010/

Años mas tarde, pintando otros cuadros de la serie de cuentos,  descrubrí la obra del ilustrador polaco Jacub Rozalski y quedé hechizado por algunas de sus ilustraciones, por su romanticismo y cierta inquietante sordidez  que en general percibo en la vida real y que persigo que tenga mi trabajo. Sobre todo mi serie de cuentos.

 

Jacub Rozalski

Muchos de sus cuadros contienen para mí enigmas espirituales. A estas alturas de la vida no puedo concebir la belleza sin cierto trasfondo dramático y hasta incluso de terror. Se me hace como más misteriosa y veraz.

En fin, solo me queda desearos buena suerte en vuestro propio cuento, a ver lo que sacáis. Es un ejercicio que de todas formas mantendré todo este mes de octubre en el taller y del que seguramente haré varios vídeos . Nos sirve para acercarnos a técnicas de autores que estamos viendo como Bernard de Wolff  e Ivan Pokitonov  y seguir aprendiendo de pintura, que es en definitiva de lo que se trata.

También deciros que si os gustan estas entradas podéis suscribirse en el recuadro de arriba a la izquierda de este mismo blog, así ayudáis a que mi trabajo se difunda y recibís un regalo de un pequeño videolibro con consejos para pintar!

 

 

EL ESPÍRITU DEL ESTE

Pasado ya el mes de agosto el pequeño taller se convulsiona. Una ola de grandes artistas rusos se ha extendido de caballete en caballete como un reguero de pólvora. La cosa venía desde atrás. No en vano el “Cuadrado negro sobre fondo blanco” de Malevich ha sido una de las referencias en nuestro querido estudio de pintura. Otra de las autoras rusas que explicamos en las clases y me cautivó fué Aljona Shapovalova, por sus construcciones dramáticas, tremendas y expresionistas especialmente en sus cuadros de blanco y negro. Se puede seguir su trayectoria por instagram, actualmente en una etapa donde ha introducido collage y color.

Aljona Shapovalova

A raíz de ciertos autores me gustó especialmente la manera de sentir rusa y ciertos pintores del este porque quizá parte de mi obra tiene cierto sentimiento suprematista también . Ya conocía a Malevich y su cuadrado negro sobre fondo blanco. El suprematismo ya de por sí me encanta, quizá por su especie de austeridad esencial.  Es tan inexorable…

 

Aljona Shapovalova

Otra de las referencias del este que ha incendiado lienzos e inspirado ejercicios han sido los paisajes casi suprematistas de Diana Vouba. De todas formas me gusta todo lo que hace, contiene esa esencia y esa poesía, todo en el centro y con un ojo muy sensible hacia el peso de los elementos en el cuadro. La encuentro en este tipo de obras cercana a Rothko y da gusto ver artistas que afinan tanto midiendo sentimientos, espacios, o sensación de trascendencia.

Diana Vouba

http://vouba.com

Después he conocido muchos autores del este que me han encantado y que lo considero cercano a cosas que busco en pintura como Osvaldas Huska, o los pintores de finales del xix y principios del xx como el muy revalorizado Ivan Pokhitonov.

https://www.bonhams.com/auctions/22586/lot/20/

No es un cuadro pero recomiendo una película “El Arca Rusa” rodada en el Hermitage. Entre otras muchas cosas especiales tiene la peculiaridad de estar hecha en una sola toma. Sospecho que no se hubiera podido hacer en otro sitio que no hubiera sido en Rusia. Que poderío de medios! que grande es todo lo ruso!. Afortunadamente está completa en youtube y subtitulada al español. Aquí os de dejo el enlace:

Como iba diciendo, los rusos son tremendos. Su arte en general se cierne como una amenaza para los sentidos en este pequeño taller. Todo este asunto ruso se nos ha ido de las manos y ha supuesto una influencia en nuestras obras y en nuestro sentir por la pintura.

Si os gustan estas disquisiciones sobre mis experiencias en el mundo del arte podéis suscribiros en el recuadro de la izquierda y, entre otras ventajas, conocer de primera mano las andanzas de mi trabajo  y mi pequeño gran taller.

The Black Square

CUADRADO NEGRO SOBRE FONDO BLANCO

Una de las obras mas controvertidas que más he defendido en mi larga historia como viejo maestro de pintura es el cuadrado negro sobre fondo blanco de Kazimir Malevich. Tanto es así que en mis clases la saco a relucir en cuanto tengo ocasión. Me parece una gran referencia para saber si tu sensibilidad está preparada para recibir la enseñanza de una de las partes  mas sutiles del lenguaje artístico.

El cuadrado negro sobre fondo blanco es la culminación de una de las exploraciones mas fascinantes que para mí tiene el mundo del arte y tal vez también el cuadro mas representativo del movimiento suprematista. El más trascendente, más austero, más lleno y más vacío al mismo tiempo. No en vano tiene cierto planteamiento de icono ruso. Un crítico de arte avispado e inspirado lo definió con bastante acierto diciendo que era como estar delante “del rostro del tiempo”

Características del Suprematismo

Después de corregir durante muchos años la composición y el peso del color de cada una de las obras de  alumnos, al final del día me quedaba mirando a la copia que hice hace bastante tiempo  y que tengo aún guardada en el taller. Tiene las mismas medidas que el original aunque no la misma huella del pincel y eso es importante. Pero es lo más cercano que tengo a la visión del cuadro auténtico.  Me sirve para descontaminarme visualmente, eliminar el ruido y volver al centro.  La composición mas perfecta que es posible plasmar en un lienzo. Es también la manera mas eficiente de rellenar un espacio con un color negro que es en si mismo la ausencia de todo color. Este cuadro es el principio y el fin. El regreso a la esencia.

BUSCANDO EL ABSOLUTO

Fue cuadrado porque el formato natural de un cuadro es geométrico, no es redondo. El espacio redondo es más dulce, menos atemporal. El rectángulo ya tiene mas información superflua, puede ser largo o mas estrecho y eso tiene su expresión y complicaba la historia. No podía ser de otra manera que cuadrado porque era un dato mucho más esencial. Tiene unas medidas humanistas precisas cual partenón griego. Está muy medido el tamaño del cerco blanco que rodea al cuadrado central y hasta incluso sus proporciones fueron pensadas para ciertos defectos visuales que tiene el ojo a la manera de percibir. Más grande resultaría grandilocuente o mas pequeño no conseguiría ese aspecto tan místico y tan concreto. Solo podía ser ruso, porque el suprematismo en su esencia tiene ese sentimiento solemne, totalitario e inexorable que solo los rusos saben imprimir en sus piezas.

Con este cuadro el suprematismo llegó a su culmen y a la vez a un callejón sin salida. No se puede ser más esencial dentro de sus parámetros. De hecho el mismo pintor al darse cuenta de esto abandonó la exploración y cambió su estilo por así decirlo.

Os dejo un enlace a la wiki por si acaso queréis echarle un vistazo a los orígenes de este movimiento.

https://es.wikipedia.org/wiki/Suprematismo

Hay bastantes cuadros dentro de la obra de Malevich que me interesan mucho como este en la que la inclinación del cuadrado rojo con respecto al negro y la colocación de los elementos que me parece sublime. Produce un equilibrio tenso en la superficie, una especie de concentración inteligente.

QUEJAS

Me voy a quejar un poco que hace tiempo que no lo hago y me noto un poco resentido. Me ha costado mucho defender a través de mis clases estas ideas que ya se suponen históricas en la pobre y decorativa visión del arte que tenemos la mayoría de mis paisanos en esta Murcia profunda, alejada de cualquier planteamiento trascendente y contagiada por un sentido consumista efectista y “maniestream” del arte. Lo convierten en decoración propia de nuevos ricos (sin demasiado dinero), hijos de nuestro tiempo de cambios climáticos y perdida profunda de valores. Hace poco vi a unos pintores criticar a Picasso por la red. Verdaderamente triste. Más cuando lo hacen colegas de profesión.

“Eso lo puedo hacer yo” o “eso lo hace mi hijo pequeño” se han convertido en frases recurrentes que si uno es lo suficientemente local te pueden caer encima.  Hasta incluso hay por ahí vídeos poniendo en ridículo al arte como ese que se hizo famoso colgando un cuadro hecho por niños en la feria de arco y el cuadro coló porque era lo suficientemente abierto como para ser parte de un discurso sensible. Una pena esa apología de la ignorancia que tenemos los ciudadanos medios con respecto al arte. No saben los pobres que la elección del objeto sensible es lo que hace al artista. Flaco favor a esas criaturas que siempre se les quedará en la cabeza la experiencia de cuando salieron por la tele.

Todo el mundo opinamos y tenemos derecho a que nos guste o no nos guste algo, es verdad.

Creo que cada vez me va a tocar más defender obras malditas a nivel popular como el urinario de Duchamp que abrió una puerta tan importante a la expresión del lenguaje del arte contemporáneo al descontextualizar el objeto y hacer parte de su lenguaje el cómo y donde lo exhibías.

 

Sospecho que si hago uno de mis micro-talleres sobre el suprematismo en esta Murcia con estos calores, me puedo ver solo con mi reproducción defectuosa del cuadrado negro preguntándome sobre el vacío existencial. Mejor vuelvo a mi catedral anacrónica de siglos pasados y a mi gusto por la Bauhaus en su sentido de cuadros ordenados alegres y un tanto decorativos y dejo estos menesteres para titanes verdaderos de la pintura que sospecho que solo se pueden dar en un lugar y en un momento de la historia.

DULCE VENGANZA

Pero me vengaré como los cobardes, en el ámbito de mi enseñanza. Jua, jua , jua…! Si vas a venir a trabajar conmigo y lo niegas en tus primeras clases verás como de manera imperceptible entrarás en el grupo de los proscritos. Sentirás miradas penetrantes en la nuca. Notarás como ciertos compañeros te retirarán el saludo y encontrarás tu obra de almanaque decorativo que dejaste la sesión anterior, manchada o agujereada.

No digo que me caigan mal la gente que no le guste o que no entienda estos aspectos del arte. No es eso.

Pero en el mas profundo rincón del taller, en la habitación de dentro,  justo detrás donde la gente guarda los trapos y los maletines de pintura, envueltos en bolsas de plástico negras, están los cadáveres apilados de alumnos con los pinceles en las manos agarrotadas por el rigor mortis. Esos mismos que en su día negaron de alguna manera el “Black Square”

En fin, que comentéis lo que queráis y que si os gusta este blog con estas entradas a veces un poco acido-crepusculares y mi visión sobre el arte os podéis suscribir dejando vuestro correo en la ventanita de la izquierda.

MURCIA FAUVE

GUERRA FAUVE

500 años de guerra han arrinconado al gremio de los pobres pintores de caballete hasta dejarnos aislados en este diminuto estudio del centro de la ciudad. La mayoría de los nuestros se han ido a la playa y volverán en otoño. Otros están desde sus lugares de veraneo pintando o conectados a las clases online.  Los pocos que quedamos  en la reserva hemos decidido recluirnos en nuestro pequeño taller de la Plaza Mayor, en una Murcia cada vez más encendida por el calor.

Nos hemos resguardado aquí, en este recóndito rincón, como último recurso ante la amenaza cada vez mas acuciante del arte contemporáneo. Este con sus malas artes ha incluido el espacio y el tiempo como materiales para expresar sus mensajes. Y contra eso no podemos competir. Por muy fauves que nos queramos poner.

ANALOGIAS ALEATORIAS

Me imagino que viene a ser algo parecido a como fue la radio cuando apareció la televisión. No la destruyó porque era un lenguaje diferente con sus propias reglas, pero la relegó a una minoría . De alguna manera no desaparecemos pero los pintores de caballete ocuparemos una parcela cada vez mas reducida, invadidos por nuevos lenguajes cada vez mas contemporáneos y virtuales. El pulso de nuestra época.  De todas formas podemos todavía dormir tranquilos, porque mientras existan paredes un cuadro tal vez será el formato más natural de convivir con una obra de arte. Todos estos hechos y algunos más, han acabado arrinconando  los últimos supervivientes del noble gremio de pintores de caballete. O por lo menos los que no nos hemos ido a la playa.

Y nos hemos recluido aquí, cual monasterio artístico en los tiempos del cambio climático y hemos llegado a una conclusión. Murcia es fauve en agosto.

Para conmemorar este hecho hemos decidido hacer cuadros con colores brillantes y puros que expresen toda esa energía de color que se siente alrededor.

El primer ejercicio de este mes es una interpretación un tanto fauve de la plaza de Belluga. La propuesta es usar solo colores puros y brillantes, lo mas primarios que podamos sobre una base de acrílico oscura. Está  grabado en vídeo y el proceso se puede ver en la plataforma de clases virtuales.

REFERENCIAS

Quizá uno de los pintores mas representativos de este movimiento que podemos tener como inspiración de estos ejercicios sea el gran Matisse. Os dejo aquí este enlace que hace un poco de historia sobre este tema.

https://miradorartes.blogspot.com/2011/05/fauvismo.html

Otro de mis pintores favoritos con un tratamiento fauve del color es el pintor colombiano afincado en nuestro país Willy Ramos del que os paso también el enlace al google para que veáis cosas:

https://www.google.es/search?q=willy+ramos&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwip2djT1fvjAhUKnxQKHeV_BJ4Q_AUIESgB&cshid=1565555929473568&biw=1280&bih=833

 

 

ÚNETE Y RECIBE EL EBOOK DE RECOMENDACIONES PARA PINTUREROS AHORA MISMO



Comentarios recientes