Esta es una época para estar alerta porque no se sabe lo que va a pasar. Nunca se ha sabido de hecho, pero con la que está cayendo se vuelve todo más penetrante y lúcido. Esto que está pasando quizá no tiene nada de poético  Creo que estamos mudando la piel y se nos van a clarear las orejas.

Entre tanto voy a seguir con lo virtual. Llevo ya muchos años y me encanta la posibilidad que dan las redes para mostrar tu trabajo y ver el de los demás. Vídeos e imágenes nos permiten estar conectados y se puede emplear para enriquecernos mutuamente en esto del arte y conocer a otros magnificos artistas que pululan por aquí.

En mi micro-cosmos acabo de salir de un ejercicio virtual que se titula “Reválida de abstracto”. Pequeños ejercicios que me invento para aprender y amenizar nuestras clases del domingo por la tarde. Es fantastico tanto la cantidad como la calidad de las obras que se han conseguido.  La premisa es que fuera una abstracción orgánica, que no usara geometría, con acrílico y bastante pintura, para que fuera más bien matérica.

El ejercicio se midió por tiempos de 15 minunos y se hizo domigo por la tarde. Paramos para mirar dos veces en los 45 minutos que duraba. Toda una experiencia. Salieron obras maravillosas de las que os subo varias que darían de mi parte inspirados  comentrarios para un post.