Pintor en un concurso de pintura rápida.

Concurso de pintura rápida

Quería empezar diciendo que hay pintores que no han pasado en su vida por un concurso y son grandes referentes dentro de la historia del arte.
La trayectoria de cada pintor o artista es muy personal. Comprendo que en cierta manera la obra es enjuiciada, y eso desde cierto punto de vista es un contrasentido porque es como ponerle valor a la poesía. 
Uno de los recursos que tienen los pintores para que su trabajo sea visto son los concursos. Los hay de todas clases y tipos. jurados que a veces estaban mas o menos especializados y pertenecen de alguna manera al mundo del arte.
 Los concursos se podrían dividir en varias subclases. Los concursos de pintura rápida que suelen ser in situ, en un tiempo concreto y los concursos de pintura seca, donde te dejan hasta varios meses antes de la entrega.

Época de concursos

Estuve varios años aficionado a los concursos de pintura rápida, una especie de subgénero pasoliniano del mundo del arte. En este tiempo conocí toda clase de pintores y muchas técnicas de pintura. Muchos desarrollaban para la ocasión un método, una manera de pintar.
Algunos con su coche caravana iban de concurso en concurso, de pueblo en pueblo, especializados en este tipo de premios. De tanto vernos aquí y allá, nos acabábamos haciendo amigos. 
Eramos como gladiadores intentando ganar o vender el cuadro para echar combustible y rodar al próximo destino. Para algunos se convirtió en una forma de vida romántica y tremenda.
Un premio subvencionaba el siguiente y así.
Concurso de pintura rápida en acrílico.

Cuadro en un concurso con mi perra Flor

En general mi experiencia podría definirse como tierna, agridulce y un poco surrealista. Lo viví con intensidad. Se me han quedado grabadas en la retina muchas situaciones entrañables como cuando llegábamos en grupo con coches y rancheras, levantando nubes de polvo buscando en tiempo récord el mejor motivo, la mejor situación. Era importante el encuadre y pintar a la sombra, un lujo si había un bar o agua cerca. Parecíamos busca-tornados de la película Twister. Era todo muy emocionante, una performance al borde de la periferia del arte.

 

El tiempo cuenta

  Tener que entregar el cuadro a una hora determinada añadía una intensidad y una presión adicional. Había que contar con el viento que mandaba la obra volando por encima de nuestras cabezas si no la tenías bien atada o no le habías puesto su piedra colgando de una cuerda del centro del caballete (truco que aprendí de otros colegas). 

Para concursos caballete plegable

Caballete muy práctico para concursos

Muchas veces terminábamos cansados, embarrados de pintura y tierra hasta las cejas, mirando pegados al cristal del recinto, cruzando los dedos cuando el jurado pasaba delante de nuestro cuadro. 
 Han llegado los de Madríd! Decíamos los de Murcia. Los del Norte eran muy buenos y especialmente temidos. – Fermín mojó en Castellar!!! (“mojó” es que tuvo premio pero no el primero). Casanova gano en Vera!!!  Angulo, Agulló ,Arauzo, y tantos otros nombres que sonaban de boca en boca.
En nuestro pequeño grupo les temíamos, sabíamos que reducían nuestras posibilidades y había verdaderos personajes concursando.
Aprendíamos unos de otros nuevas técnicas de pintura. Recursos con los que podías montar un cuadro en tiempo récord.

Punto de inflexión

En esta época de varios años gané muchos premios y bastante dinero. Descubrí que el acrílico iba con mi personalidad, había estado haciendo óleo muchos años y recuerdo que fue un punto de inflexión que me hizo querer ahondar en esta técnica y en la espátula.
Y como tantas cosas en esta vida un buen día dejé de acudir sin una razón de peso. Vuelvo esporádicamente porque me encanta, pero ya no me siento un gladiador y mi proceso en la pintura va por otros derroteros.
Concurso de pintura en acrílico sobre lienzo.

Jose Manuel Peñalver

Mi experiencia es que este tipo de concursos no están tan amañados como dicen y siempre he encontrado una razonable buena voluntad. 
Cuando fui  jurado en alguno de ellos pude comprobar que no hay tanta trampa como cuenta la leyenda.,. Si es verdad que el sistema de puntuaciones hacía que obras que podían ser un primero fueran relegadas a posiciones inferiores y viceversa.
También encontré camaradería y amigos, las buenas experiencias de quien viaja muchos kilómetros en compañía, Varios alumnos de los que entonces tenía se aficionaron también y nos convertíamos  casi en un grupo de amigos que hacía turismo rural.

Concursos de pintura seca

Los concursos de pintura seca son otra historia que quizá merezcan otra entrada a parte, mas avalados por las instituciones y mas cercanos a lo que para mí supone el concepto de arte. Tener que entregar el cuadro en una fecha determinada te da mas tiempo a cuidar mas factores.
En muchos de ellos valoran trayectorias y curriculum y puedes expresarte y sopesar.
No juegan tanto la habilidad y la pericia como en los de pintura rápida que convierten este asunto del arte en algo parecido a una exhibición de feria.
Estos sin embargo, me parecen por lo menos una exhibición de feria fina.Aquí os pongo un enlace a un concurso que a mi me parece interesante y que está apunto de cumplirse, pero en la misma página web hay muchos mas.
 Los hay a montones, lo importante es que te decidas y quieras que formen parte de tu proceso. 
En las newsletters mando enlaces a concursos de pintura que hay en el momento. Si te interesa, inscríbete a mi newsletter en el formulario que tengo en el blog.
Además recibirás un ebook de regalo con “recomendaciones para pintureros”
Comenta esta entrada y te contestaré lo antes posible.
¿Has participado en concursos?
_________________________________________________________________________________________________